Seleccionar página

¿Qué tan buena eres haciéndole sexo oral? ¿Conoces su opinión? ¿Le gusta como lo haces o cambiaría algo? ¿Disfrutas haciéndolo o lo haces sólo por complacerlo?

Entre hombres y mujeres hay diferencias en cuanto a la práctica del sexo oral. Para la mayoría de los hombres, es parte del acto sexual y van bajando tranquilamente y sin reparos desde el primer encuentro sexual. Para muchas mujeres, no es tan simple, la felación es un acto de confianza que practicamos al hombre con quien tenemos un relación estable y podemos decir que lo conocemos.

Y otra cosa, lo hacemos cuando queremos, no como un favor, así que, por favor señores, no presionen. Una vez que lo hagamos, es posible que reciban más sexo oral ustedes que nosotras.

Ahora vamos a lo que nos importa…

 

¿Estás haciendo un sexo oral inolvidable?

 

sexo oral para él

Si lo que quieres es ser inolvidable, debes tener en cuenta estos aspectos cuando le estés haciendo un delicioso oral a tu amante, y digo delicioso porque es a ti a quien más le tiene que gustar:

 

  • Reitero: lo más importante es que disfrutes hacerlo tanto como cuando te lo hacen. Aquí no hay lugar para desagrados. Además, eso se nota.
  • Puedes empezar a masturbarlo con tu mano y luego puedes llevarte su pene a tu boca. Lubrica con tu saliva o lleva el lubricante de tu preferencia. Recuerda que hay un mundo de posibilidades. Con mucho gusto yo te asesoro o visita mi tienda.
  • Besa su pene de arriba abajo, de forma similar a como lo hacen en las películas porno.
  • Humedece su prepucio y llévalo suavemente hacia abajo y hacia arriba con tus labios o tus dedos.
  • Es vital que tengas claro si quieres que él termine en tu boca. Hazle saber, de forma sensual que decisión has tomado. Como consejo te diría que esa decisión puede variar con el nivel de excitación que tengas en ese momento, por eso te recomiendo que no des un “no” rotundo con antelación. Claro está, si tu decisión es negativa, suavízala con una alternativa. No soy muy amiga del “no”, así que puedes decirle algo como “te quiero ya mismo dentro de mi”, o “quiero que termines en mi pecho”, o algo muy hot que se te ocurra. De esta manera, tanto el “si” como el “no disfrazado”, lo enloquecerá.
  • Si has dejado que termine en tu boca, dale manejo al sabor y cantidad semen. Si decides tragarlo, o esparcirlo por tu cuerpo, hazlo con sensualidad y erotismo. No muestres desaprobación, y no dañes el momento saliendo a correr a escupirlo.

 

Y aún hay más…

  • Tómate tu tiempo. Sin afanes. Cuando él te hace un oral espera hasta que termines, así que debes ser justa retribuirle de forma similar. Sentirás una gran satisfacción cuando llegue el día en que él te pida que pares y tu quieras seguir allí. Si no lo haces hasta que termine, hazlo hasta que quede a punto de explotar. Mientras ambos estén disfrutando, ¿por qué parar?
  • Hazle saber que disfrutas de lo que estás haciendo. Y no dejes tus manos quitas. Acaricia o masajea otras zonas erógenas.
  • Sería genial que tengan un nivel de luz que les permita a ambos ver lo que están haciendo. Los hombres son muy visuales así que para él será más excitante, y para ti será todo un regalo para los sentidos.
  • Un buen sexo oral no es solamente en el pene. Toda su zona genital es extremadamente sensible, así que besa, lame y masajea suavemente sus testículos, zona del perineo, ingles, parte interna de los muslos, la zona del vello púbico (que supongo que estará rasurada) y lo que se te ocurra. El sentirá cuánto desfrutas de él y eso elevará su autoestima y su deseo hacia ti.

Diría que esto es lo básico. Hay mucho más, pero eso lo desarrollarás tu misma con el tiempo y el crecimiento sexual que tengas individualmente y en pareja. Una vez más recomiendo muchísima comunicación. Decirse lo que les gusta, contarse que sintieron, que mejorarían o que les gustaría para una próxima vez.

Después de sentirse plenos en esto, ya pueden agregar cremas, juguetes, lubricantes especiales, juegos de calor y frío… en fin, no hay limites para el placer.

 

Dale a su pene tanta importancia como él le da. Aprende a disfrutarlo. Todo se traduce en más placer para ti y en el cielo para él.

- La Santa -

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

El amor es éxtasis

Hacer el amor es más que penetración y debes ser consciente de ello. El objetivo del sexo no es el orgasmo sino el éxtasis. La satisfacción de tu pareja te dará éxtasis, nada más. Con humildad reconoce que puedes ser cada vez un mejor amante, que no todo está...

Mayo: Mes de la masturbación

Mayo es el Mes Nacional de la Masturbación. Al menos así lo consideran y festejan en Estados Unidos, desde hace un poco más 20 años. Y ahora dirán: "otra cosa que le copiamos a los gringos". ¡A ver! si les hemos copiado lo malo, ¿por qué no copiarles lo bueno?...

¿Cómo elegir tu primer vibrador?

No importa qué es lo que te motiva, la decisión de comprar un vibrador siempre es correcta; es una forma de decirte a ti misma que te amas y te valoras y que quieres hacerte feliz. Siempre es un buen momento para pensar en tu satisfacción sexual, bien sea para darle...